24.8 C
Colombia
sábado, mayo 21, 2022

Actuar Famiempresas, papel fundamental en la reconstrucción de Bojayá.  Hoy, 20 años después

El 2 de mayo de 2002, el municipio chocoano de Bojayá, ubicado en medio de la espesa selva tuvo su peor tragedia. 119 personas murieron en medio de una confrontación entre la guerrilla de las Farc y los paramilitares. Gran parte de los muertos fueron encontrados en la iglesia del pueblo calcinados. Una catástrofe que jamás se debe repetir. 20 años después, el gerente de Actuar Famiempresas Luis Gabriel Duque Restrepo, destaca el papel que desarrolló la entidad, en el proceso de reconstrucción de la localidad.

“Fueron nueve años los que estuvimos allí. Llegamos por seis meses, pero después de cada contrato, una nueva institución del estado o una organización internacional nos contrataba, para continuar con nuestra labor en la zona”, dijo el ejecutivo.

La empresa quindiana estuvo al frente de no solo la recuperación física de la localidad, que fue finalmente trasladada, porque siempre se inundaba por el caudaloso río Atrato, sino que su papel fue la construcción, casi de cero, de un proceso socioeconómico con el que no contaba ese rincón olvidado de Colombia.

Al final, Actuar dejó constituidas y operando más de 200 empresas e impactó a más de 1.000 personas de manera directa, las que recibieron empoderamiento y formación, no solo en lo empresarial, sino en el fortalecimiento del liderazgo como sociedad civil organizada.

Duque Restrepo destacó que muchas de esas empresas persisten hoy, a través de modelos de negocio que redefinieron la vocación económica de la región. “Fuimos parte de los sueños de muchas personas y eso nos reconforta”, agregó.

Dijo que hoy, después de 20 años, se demuestra que en el Quindío hay grandes profesionales con los que se desarrolló un trabajo inolvidable que siempre se va a recordar, máxime que en las aguas de ese afluente (río Atrato) falleció un colaborador de la compañía.

“Otra gran experiencia, muy dolorosa fue que, en los cuatro flancos de Bojayá, después de la tragedia y durante muchos años después, estaban apostados los actores del conflicto (Ejército, Policía, paramilitares y guerrilla). Tener que pedirle permiso a cada una de esas partes para cualquier intervención, fue también una triste realidad a la que tuvimos que enfrentarnos.

Luis Gabriel Duque anotó que hoy esta experiencia le deja a todo el quipo de Actuar, una de sus mayores satisfacciones por el deber cumplido y por haber dejado hasta el alma allí.

“Gracias a lo que hicimos en Bojayá, hoy estamos absolutamente convencidos en Actuar que no hay desafío lo suficientemente grande, que podamos enfrentar con disciplina, determinación, planeación y mucha humildad”, puntualizó.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos articulos