24.8 C
Colombia
sábado, mayo 21, 2022

Inminente implosión de la campaña de Rodolfo Hernández. Todo arrancó por el Quindío

El papel aguanta todo. “No robar, no mentir, no traicionar y cero impunidad” es un slogan cautivador que enamoró a muchos colombianos que expresaron en algún momento en las encuestas que el ex alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, podría ser una alternativa válida para remplazar a Iván Duque Márquez el próximo 7 de agosto. El fenómeno llegó hasta a ubicar a Hernández en el segundo lugar, después de Gustavo Petro, comportamiento que ya no es el mismo para dolor del político santandereano quien evidentemente ha bajado en esas muestras.

Sin embargo, como dicen las tías: “de eso tan bueno no dan tanto”. El controvertido columnista Óscar Jahir Hernández Rugeles, quien se auto califica como líder de opinión y periodista de Santander, hoy convertido en alma y vida de la campaña del “Ingeniero”, como lo llama su propio equipo, se ha convertido en el alter ego del ex mandatario y vocero del candidato presidencial, pero también en el “ayudante del rey”, al mejor estilo de una serie de la edad media de cualquier plataforma de streaming.

Sus decisiones se deben acatar sin chistar, porque el que levante la mano y exprese sus inquietudes es “borrado” de la foto de los hinchas más rodolfistas. Mejor dicho, el que le lleve la contraria entra en desgracia y disimuladamente comienza a ser desconocido hasta que desaparece.

Óscar Jahir Hernández, gerente de la campaña de Rodolfo Hernández

Lo que ocurrió en el Quindío es lo mismo que está pasando en diferentes partes del país en donde los “fans” de Rodolfo han venido desertando uno por uno porque Jahir Hernández, el que quita y pone en esa organización política, está haciendo “ochas y panochas”.

Si, pero no

Rodolfo Hernández hace unos meses aseguró que no iba a inscribir candidatos al Congreso de la República a nivel nacional, ante el enorme desgaste del proceso de firmas y el gran costo que demandaba esa actividad a nivel nacional, por lo que solamente inscribió nombres a la Cámara de Representantes por el movimiento Liga de Gobernantes Anti Corrupción, que es una lista cerrada en el departamento de Santander. Muy seguramente obtendrá varios representantes a la Cámara mañana 13 de marzo.

En el resto del país, los simpatizantes y voluntarios de esa “idea rodolfista” algunos se conformaron con seguir apoyando al “ingeniero” para el primer cargo del estado en la Casa de Nariño, quien encarna lo que los colombianos quieren: un cambio de verdad y no más de lo mismo, sin la polarización de extrema izquierda y mucho menos con lo que encarna la derecha que ha gobernado los últimos años. Mejor dicho, la gente está “mamada” del mismo cuento. Hernández se sale del molde y por eso millones de colombianos estarían listos para votar por él.

No obstante, la primera desbandada se dio precisamente en el instante que el exalcalde dijo que solo se iba a concentrar en la lista de Santander. Obviamente, así Rodolfo encarne muchas cosas, el poder es el poder y los que querían ser congresistas, muchos se “abrieron del parche” y buscaron otras toldas, lo que se catalogó como el primer cedazo.

Quedaron los “rodolfistas” pura sangre: miles de colombianos voluntarios todos, dispuestos a jugársela por su nuevo ídolo.

El mensaje fue claro y sin equívocos. Rodolfo Hernández no iba a ser alianzas con nadie, tampoco ingresaría a ninguna coalición. Menos iba a apoyar listas al Congreso de la República por fuera de Santander, con el fin de no generar celos ni situaciones incómodas.

Ese “nadie” al interior fue interpretado textual, pero al parecer, a medida que fueron pasando los días las cosas cambiaron.

Óscar Jahir es la mano derecha del «Ingeniero»

¿Rodolfo no se da por enterado?

Hacer política parece fácil cuando hay mucha gente que sigue una idea y está dispuesta a votar, pero de la idea a los hechos, la cosa es muy distinta. Aunque ya había sido dado a conocer el anuncio a nivel nacional de no hacer campaña al Senado, Hernández, el jefe, ya había hecho algunos compromisos, incluso recibió dinero de ciudadanos que aceptaron poner dinero si querían ser Congresista para garantizar el proyecto. Se trataban de recursos privados para financiar la recolección de firmas. Uno de ellos fue Luis Eduardo de La Hoz López, un abogado barranquillero, quien renunció a un importante cargo en el Consejo Nacional Electoral en donde se desempeñaba como Director Jurídico del Fondo Nacional de Financiamiento Político, para lanzarse al Senado por lo que iba a hacer la Liga Anti corrupción.

De La Hoz alcanzó a consignar 130 de 200 millones de pesos que le pidió el ingeniero a cada aspirante. Sin embargo, aunque el dinero fue devuelto, cuando se echaron para atrás con la recolección de las firmas de la Liga, este abogado conformó su propio movimiento político (Gente Nueva), todo con la bendición de Rodolfo Hernández, pero con una razón social y una marca distinta.

Y como se trataba de echar para delante el proyecto, De La Hoz y sus amigos recolectaron 120 mil firmas, compraron las pólizas y se inscribieron al Senado (16 candidatos por lista cerrada) con enorme fuerza en Bogotá, la costa Atlántica y Santander. Ese fue el peor pecado, porque al evidenciar que la cosa iba en serio, Óscar Jahir Hernández comenzó su trabajo de torpedear a Gente Nueva, desconociendo que al comienzo él mismo firmó e invitó a otras personas a que lo hicieran.

Hoy, después de varios bombardeos y declaraciones a los medios, incluyendo comunicados, Gente Nueva está a punto de denunciar a Hernández Rugeles ante la Fiscalía General por calumnia e injuria. Hoy a las 8:00 de la noche, cuando muy seguramente la lista de senadores electos se conozca esta historia tomará otro rumbo.  Todo porque el jefe político de la campaña de Hernández dispara con escopeta de fisto a todo lo que amenace su liderazgo alrededor de su jefe. ¿Será que el exalcalde la capital santandereana no sabía nada? Difícil.

Es estrecha la relación entre los líderes de la Liga anti corrupción

Crisis en las regiones

Varios voluntarios contactados por LOS JUANES afirman que curiosamente han evidenciado que en algunos territorios si hay aval y apoyo de La Liga Anticorrupción para hacer publicidad política para Cámara de Representantes, pero en otros territorios estas acciones han sido vetadas y rechazadas  rotudamente. Estos manejos amañados dejan mucho que pensar, generan confusión e incomodidad.

Es decir, Hernández (el ayudante del Rey) pregonó que estaba prohibido que se utilizara la imagen de Rodolfo con fines de campaña al Congreso, pero sí tiene algunos mimados en algunas regiones, por ejemplo, en Risaralda, a los que les ha permitido su bendición, lo que genera roncha y tiene al borde del precipicio el proceso en el centro occidente del país. Y por allí, según los mismos coordinadores, lo más posible es que comience la debacle nacional, porque todos son voluntarios, la gran mayoría profesionales y empresarios que han comenzado a darse cuenta que el desorden es impresionante, muy distinto a lo que por sus actividades privadas, están acostumbrados, en donde no hay intrigas, codazos, zancadilla y mentiras, que es como se hace la política.

Las actitudes del gerente político y único vocero autorizado de La Liga Anticorrupción han minado la paciencia de algunos coordinadores en las regiones, quienes ya han tomado la decisión de decirle adiós al proceso.

La empresaria Claudia Cruz se ganó la confianza de Rodolfo Hernández cin un árduo trabajo

“La Liga” ya no existe en el Quindío

Lo que ocurrió en el Quindío fue la acumulación de todo lo anterior, reducido a un departamento pequeño en el que el fervor rodolfista comenzó hace varios meses, sin que nadie lo promoviera. Pero, la prepotencia, displicencia, desconocimiento del proceso regional y lo peor, descortesía de los comportamientos locales de Jahir Hernández, al permitir que todo lo que pregona Rodolfo se haga, pero al contrario, hizo que La Liga en Quindío explotara en mil pedazos.

A muchos simpatizantes quindianos los tienen locos llamándolos del call center de la Liga de Gobernantes para validar y actualizar sus bases de datos, pero lo curioso es que los contactos provienen de la Coordinación Risaralda y no de la campaña central.

La falta de respuestas oportunas a las preguntas del Quindío, expresadas por Claudia Cruz hacia Óscar Jahir Hernández ocasionaron, más una actitud displicente y poco considerada, llevaron a esta coordinadora y a su equipo, a retirarse irrevocablemente de la Liga Anticorrupción y a dejar en libertad a sus directivas para que tomen decisiones.

Estas acciones politiqueras entre otros comportamientos  llevaron a Claudia Cruz y a su equipo a retirarse irrevocablemente de la Liga Anticorrupción y a dejar en libertad a sus directivas para que tomen decisiones locales.

Ambos empresarios invirtieron importantes recursos, sin pedir nada a cambio.

Claudia y su esposo, un reconocido empresario publicitario, pusieron desde hace más de un año toda su infraestructura al servicio del proyecto, invirtiendo en propaganda, merchandising, viajes y reuniones, millones. Todo, de su bolsillo. Prácticamente renunciaron a sus principales ocupaciones y se dedicaron a evangelizar potenciales “Rodolfistas”, los que ya son miles en el Quindío. En los medios de comunicación del Quindío Claudia se ha enfrentado con altura, defendiendo las tesis del ex mandatario bumangués, al que no le faltan críticas por su comportamiento coloquial y en algunos casos hasta cómico, que le han quitado brillo a lo que buscan siempre los colombianos sentado en la Casa de Nariño. Sin embargo, todos están cansados de estadistas que provienen de ilustres familias, educados en prestigiosas universidades del exterior, que hacen siempre lo mismo, en contra de los intereses ciudadanos, por lo que terminan sus gobiernos con los más bajos niveles de popularidad.

Sin embargo, por encima del interés de trabajar sin pedir nada a cambio por el proyecto, con la única intención de darle al país la oportunidad de ser gobernado por una persona decente y sin intereses polarizadores, está la dignidad, el respeto por los principios y los valores filosóficos que encarna el ADN de lo que quiere hacer el ingeniero.

En las últimas horas, Claudia, le envió una sentida carta a todos los directivos de la campaña, incluyendo al círculo cercano y al mismo ingeniero. Carta que fue respondida, solamente con un corto contundente mensaje del “ayudante del Rey”, con frases destempladas y descorteses.

La solidaridad solamente le ha sido expresada por otros coordinadores departamentales en absoluto privado, quienes le dan la razón y la apoyan en voz baja, porque al parecer, quien levante la mano, será incluido en la lista negra por Jahir Hernández y su séquito.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos articulos