29.4 C
Colombia
sábado, junio 19, 2021

“Rosario de errores de la Gobernación en revisión de acuerdo sobre intereses de mora de valorización”: equipo jurídico de la Alcaldía (II)

Sigue muy caliente el tema de las razones que tuvo la Gobernación para pedirle al Tribunal Administrativo del Quindío (TAC) que revise la validez del Acuerdo 197 de marzo de 2021, mediante el cual, el Concejo Municipal autorizó al municipio de Armenia para aplicar la condonación de intereses de mora a los contribuyentes que por diferentes razones no han pagado la contribución de valorización.

Una cosa es no compartirlo, no estar de acuerdo con el cobro de esa “pantomima”, con esa estafa llamada valorización en Armenia, en eso coincide el 100% de los contribuyentes de la ciudad, incluidos los directores de LOS JUANES, pero otra muy distinta, es asegurar que se esté reviviendo. No hay que defender a nadie en particular.

La valorización no se puede revivir hoy, solamente por un detalle único y lógico: nunca ha muerto. Ningún fallo judicial lo ha derogado, es un mandato legal que ha estado vivo desde que fue sancionado por la alcaldesa Luz Piedad Valencia Franco en 2014 y ha sobrevivido a todas las demandas que le han puesto. La valorización es como esas tragedias que llegan a las familias, nadie la estaba pidiendo, se repudia, se reniega, y así no se quiera, algún día hay que enfrentarla, no se puede borrar, así se le clame al Dios del cielo.

En una edición publicada en las últimas horas, este portal explicó la génesis del problema de la valorización y la evaluación inicial que hicieron los abogados de la alcaldía, con base en el auto que busca que el TAC deje sin piso jurídico ese acuerdo. Aunque no se pide expresamente, son obvias las pretensiones.

El Tribunal Administrativo del Quindío dará la última palabra, con respecto a la legalidad o no del Acuerdo 197 de 2021.

Para mayor contexto lea: PARTE I

La opinión se construye con información lo más cercana a la verdad. Si ya se dijo una parte de la versión del Acuerdo 197 de 2021, es necesario, dar la otra versión. A continuación, presentamos un resumen lo más concreto posible de los “alegatos” de los abogados del CAM.

Nunca se habló de donaciones

Los juristas de la administración local defienden la tesis de que la palabra donación no aparece en ninguna parte del Acuerdo ni tampoco es la pretensión, menos implantar amnistías. “Si bien las amnistías están prohibidas por fallos de la Corte Constitucional, esos mismos magistrados hablan de excepciones y beneficios tributarios. La exposición de motivos se basa en la grave situación económica por la que atraviesan los armenios a raíz de la pandemia y desde luego, porque gran parte de las obras no se han realizado (solo hay tres terminadas que no se han recibido formalmente), argumentos suficientes para calificar los razonamientos como excepcionales. Se está confundiendo el concepto de amnistía con beneficios tributarios”, sostuvieron.

En otra declaración se indica que es aventurado asegurar que se está violando la Constitución. “El análisis de los abogados de la gobernación se queda corto. No se tiene en cuenta la autonomía tributaria territorial. La Corte Constitucional derogó decretos leyes que contravenían esa filosofía. La Corte le dio la razón a los territorios, en el sentido de definir pautas y políticas tributarias, incluso por encima del Congreso de la República. La Corte le prohibió al legislativo que interfiriera en ese sentido. Los más recientes fallos en este tema son de 2020 y los argumentos de la gobernación son de 2013, están desactualizados. Esa facultad la tienen los Concejos Municipales”, añadieron.

Municipios como Medellín, Sincelejo, Santa Marta, Arauca, Pasto, entre otros, aprobaron condonación de intereses moratorios y esos acuerdos hoy están vigentes.

¿Exposición de Motivos floja?

Desde el Centro Administrativo Municipal les parece irresponsable considerar que una exposición de motivos de 20 páginas no es lo suficientemente contundente y bien argumentada. “Hay proyectos de ley con media página que no tienen ningún problema y se aprueban en el Congreso de la República. Nosotros atendiendo las observaciones del Concejo, reforzamos la exposición de motivos de tal forma, que logramos integrar y hacer referencia a fallos de la Corte Constitucional, Acuerdos de otros municipios y en general, sustentamos de manera suficiente el proyecto. Incluso hay un anexo del Pacto de Cumplimiento y una serie de normas relacionadas con los beneficios en otras zonas del país”, puntualizaron.

La vía a Las Colinas es una de las tres obras concluidas pero no recibidas formalmente.

Irretroactividad: no se puede condonar lo que no ha ocurrido

Con respecto a esta “palabreja” que su traducción exacta es: el principio que prohíbe que las normas tengan efectos hacia atrás en el tiempo. De esta manera se asegura que dichos efectos comiencen en el momento de su entrada en vigor, con la finalidad de dotar al ordenamiento jurídico de seguridad, sirvió para sustentar, para algunos abogados del CAM, las “ligerezas en que incurre el auto de la administración departamental”, dijeron.

“El Acuerdo 020 de 2014 está vigente, nadie lo ha tumbado, no existe fallo de ningún juez que diga que esa disposición está sin efecto. Hoy es un acto administrativo que goza de plena legalidad. El Acuerdo 197 de marzo de 2021 no pretende poner en vigor normas hacia atrás. Están confundidos. No revisaron las normas del derecho tributario con respecto a la causación de los intereses moratorios. El artículo criticado lo que hace es modificar el periodo de causación del interés moratorio para comenzar a partir de enero de 2021, en ningún momento se está hablando de retroactividad. Resulta ilógico hablar de irretroactividad, porque precisamente las condonaciones se establecen sobre lo que ya pasó y no por lo que está por venir. Ese es un principio lógico. No se puede condonar lo que no ha ocurrido. No tiene ningún sentido reclamar errores, cuando se desconoce la racionalidad de condonar lo vencido”, aseguraron.

Habrá que “retrotraer” leyes como la 1943 de 2018 que establecieron la condonación de intereses moratorios de vigencias anteriores entre el 70 y 80%, aplicadas, por ejemplo, en las multas de tránsito en todo el país, beneficio al que se acogieron millones de colombianos. La condonación de intereses de mora, base del acuerdo 197 de 2021, busca que los ciudadanos se pongan al día acercándose a que hagan un acuerdo de pago de la contribución de valorización, aprovechando esas oportunidades. “No se está condonando el capital ni los intereses corrientes”, agregaron.

Aún no opera la devolución de lo pagado por valorización

Para el equipo jurídico del alcalde hay graves equivocaciones en la interpretación que le dan los abogados de la gobernación a las fechas incluidas en el Acuerdo 020 de 2014, porque ellos hablan de que las obras deben comenzar en 2021, cuando realmente es 2022. “Se nota que desde la Secretaría Jurídica de la Gobernación no leyeron el acuerdo en cuestión. No puede haber devolución de dineros, porque los plazos no se han cumplido, tampoco existe fallo judicial que obligue a tal acción. De igual forma, se desconocen las obligaciones del Pacto de Cumplimiento, avalado por un juez, porque ese documento establece los plazos para la realización de las obras, de lo contrario se hará efectiva la devolución de esos recursos a los contribuyentes”, comentaron.

Miles de millones de pesos se han perdido. Elementos tirados al sol y al agua, ya no sirven para nada.

“No improvisamos y sí estamos de planeando”:  CAM

Otro de los puntos que generó escozor es calificar la actuación de la administración de Armenia de improvisada y de falta de planeación, frente a este tema concreto. “No es serio decir eso. La administración de Ríos Morales no es la responsable de esta tragedia económica-administrativa llamada valorización. Los colegas de la gobernación saben perfectamente que el único trámite permitido por la ley, en estos casos, es otro Acuerdo del municipio, para modificar una norma de la misma categoría. No existe ninguna otra alternativa. El proyecto cumplió con todos los trámites y plazos: fue propuesto por el gobierno, surtió todos los debates, se adelantaron las discusiones, incluso acogimos casi todas las observaciones del Concejo, se hicieron los ajustes respectivos para enriquecer la iniciativa. Una vez aprobado por las mayorías, se sancionó. No se puede lanzar un juicio o una aseveración de improvisación y de falta de planeación, si no se respalda, porque en el mundo jurídico, lo que no tenga sustento legal, es una interpretación subjetiva que no tiene ninguna validez ante el tribunal. Lo que se está haciendo con el Pacto de Cumplimiento es planear”, enfatizaron.

El gobernador se estaría extralimitando en sus atribuciones

En el caso de la supuesta inobservancia del Pacto de Cumplimiento, los colaboradores de la administración de Armenia indicaron que no se hizo un estudio juicioso de ese fallo judicial, porque cada punto, según los abogados, se viene consumando al pie de la letra. “El mismo Acuerdo 197 de 2021 es parte del Pacto de Cumplimiento que incluye vencimiento de fechas. La alcaldía, al contrario, se ha adelantado al vencimiento de muchos plazos”, sostuvieron.

Con respecto a la no presentación de la evidencia de la orden impartida por el juez en el sentido de contratar una consultoría financiera, la conformación de un equipo técnico, financiero y jurídico, de acuerdo con la proyección de cobros de valorización, que se tiene previsto para el segundo semestre de 2021, tal como lo establece el fallo. “Los plazos no se han vencido. Ya tenemos muchos detalles adelantados y vamos a cumplir con ese cometido, antes de concluir el presente año. No entendemos por qué se mezclan los temas, si esta parte del Plan de Cumplimiento no tiene nada que ver con el Acuerdo 197 de 2021. El gobierno departamental se está metiendo en temas que no le competen. Esa no es función de la gobernación, no obstante, informamos que vamos muy bien con el desempeño de esos compromisos”, agregaron.

En conclusión, el alcalde y su equipo ratificaron que comprenden el papel que debe desarrollar la gobernación, de mandar a revisar los acuerdos ante el TAC, pero que no comprenden el tono, los juicios de valor, la descalificación, y por qué se pone en duda la moralidad administrativa del gobierno de José Manuel Ríos Morales, con aseveraciones sin pruebas.

Una imagen habla más que mil palabras. Es evidente que las relaciones entre los dos mandatarios están rotas. Se toleran y se saludan en público, solamente por cortesía.

Este sin duda es un episodio más, que va a alejar definitivamente las posibilidades de reconciliación entre los equipos políticos, administrativos, técnicos, jurídicos y financieros de los dos mandatarios. Las consecuencias para el departamento serán evidentes, porque está comprobado que cuando se “jala” para el mismo lado todo fluye, pero cuando los intereses personales y políticos se atraviesan entre alcaldía de Armenia y Gobernación, muchas iniciativas muy fáciles de cristalizar se hacen trizas por vanidades y consejas.

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos articulos